15 de febrero de 2013

Comentario de textos

El Ministerio de educación pone a nuestra disposición una web con ejemplos de comentario de texto en sus distintas vertientes. COMENTARIO DE TEXTOS

Te ofrecemos dos guías que te servirán de orientación a la hora de realizar un comentario literario o lingüístico de un texto.


A continuación, dispones de 9 tipos distintos de textos propuestos para comentar, con su correspondiente modelo de comentario ya resuelto.

Encontramos en ella textos literarios, lingüísticos  periodísticos  humanísticos  científicos, tecnológicos, publicitarios, poéticos, narrativos, teatrales.




El comentario de textos consiste en explicar, paso a paso, la necesaria conexión entre expresión y contenido. Es un proceso activo de ejercitación intelectual que ayuda a:
Comprender aquello que estudiamos y, por tanto, nos facilita su interpretación.

Desarrollar la capacidad crítica de análisis y síntesis.

Potenciar los recursos intelectuales, ya que ponemos en juego importantes funciones mentales: capacidad de memoria, de abstracción, de observación, de relación de conocimientos…
Para comentar un texto literario seguiremos los siguientes pasos:


I.- LECTURA ATENTA DEL TEXTO

Lectura comprensiva. Lee el texto cuantas veces sean necesarias hasta entenderlo completamente y hacerte una idea del asunto general que trata.

Busca en el diccionario todas las palabras cuyo significado no te resulte completamente claro, interesándote sólo por la acepción que conviene al texto.

Debes comprender el texto, pero no tratarás de interpretarlo todavía.

Numera los versos (si se trata de un poema) o líneas (si el texto está en prosa) de cinco en cinco.

II.- LOCALIZACIÓN

Señala el género literario al que pertenece el texto.

Concreta qué técnica de expresión se emplea: narración, descripción, diálogo, exposición o argumentación.

Determina si se trata de un texto independiente o de un fragmento:

Si se trata de un texto independiente o completo, debes localizarlo en el punto exacto de la trayectoria artística del escritor.

Si se trata de un fragmento, debes situarlo dentro de la obra a la que pertenece y ésta dentro de la obra total del escritor.

Localiza al autor en su movimiento literario concreto, relacionando los mensajes principales del texto con las actitudes estéticas de la época en que se escribe.

III.- DETERMINACIÓN DEL TEMA

Resume el contenido del texto en unas pocas frases –sin necesidad de plasmarlo por escrito- para ayudarte a saber exactamente lo que el autor quiere expresar.

Indica el tema del texto, que debe recoger la idea central o asunto, incluyendo, a ser posible, la intención del emisor en un enunciado conciso y sencillo.

IV.- DETERMINACIÓN DE LA ESTRUCTURA

Externa:

Estructura métrica, rima, acentuación, estrofa, composición (si se trata de un texto poético).

Parlamentos, monólogos, apartes, acotaciones y división en escenas, cuadros o actos (si el texto es teatral).

División en párrafos, según las formas de expresión: sucesión de pasajes narrativos, descriptivos o dialogados; exposición, argumentación... (si el texto pertenece al género narrativo).

Interna:

Indica los apartados del texto, procurando que éstos sean poco numerosos y considerando que no tienen por qué coincidir necesariamente con las estrofas (si el texto está en verso) o con los párrafos (si el texto está en prosa). No olvides que puede haber textos sin estructura aparente.

Los apartados se pueden determinar siguiendo diversos criterios: modulaciones distintas del tema, contenido argumental, actitud del autor, predominio de las personas líricas, funciones del lenguaje, etc..

El comentario sobre la estructura interna no se puede limitar a indicar las líneas que ocupa cada parte, sino que debes analizar cómo evoluciona el tema del texto o la actitud del autor, etc.

V.- ANÁLISIS DE LA FORMA PARTIENDO DEL TEMA

Hay una estrecha relación entre el tema y la forma. El tema de un texto está presente en los rasgos formales de ese texto.

El análisis consiste en justificar cada rasgo formal del texto como una exigencia del tema o del movimiento estético al que pertenece, en comprobar cómo la expresión utilizada consigue intensificar el contenido, en analizar el efecto estético que producen los recursos empleados porque sólo así nos acercaremos a la verdadera comprensión de la obra de arte.

Ante todos los rasgos formales y aun ideológicos que nos vayan llamando la atención, nos preguntaremos “¿por qué esto?” y trataremos de justificarlo como una exigencia del tema.



Related Posts with Thumbnails